Marcianos por un día, walkers para siempre

Una buena escuadra de cápsulas ha llegado a Marte. Siguen llegando algunas de las últimas cápsulas que se han ido quedando atrás. Los hoteles de Marte están a rebosar. El paisaje urbano marciano se ha llenado de caras alegres y de felicidad. Se considera la primera gran travesía, la primera visita masiva de terrícolas que llega a Marte. Justo en primavera. Cuando las flores marcianas están empezando a aparecer. “Todo esto hay que celebrarlo”, dice el encargado de recibirnos. ¿Y qué le gusta más a un terrícola que una celebración? Parte de la tripulación sigue en la nave nodriza. Tendrán que celebrarlo desde la distancia, porque alguien tiene que estar al mando de la fantástica WalktoMars mientras dure la estancia. El capitán Purchase ha decidido que no sólo habrá celebración, sino que también dará varias jornadas de descanso a tripulación y walkers. ¡Hay que dar un respiro a esos pinreles!